El nombre de las cosas

A finales del pasado año la IAB decidió el cambio en la denominación de la que hasta ese momento fue Comisión de Radio Online para adoptar su nueva identificación de Comisión de Audio Online, un cambio no ausente de cierta polémica.
Por una parte, se ha explicado que este cambio obedece a las denominaciones que de forma global están adquiriendo estos equipos en las diferentes sedes de IAB a lo largo del mundo. Así como otras organizaciones o empresas de servicios afines, que también están empezando a adoptar esta nueva titulación para denominar a sus servicios en el campo del “audio”.
Esto que parece un cambio menor, un simple baile de términos, que forma parte de la gestión interna de una organización, sobre el que poco tenemos que decir, podría no serlo tanto, pues declara la forma de concebir una actividad, la de Radio o Audio On line, y por tanto puede resultar de gran trascendencia en el mundo digital. A veces las grandes transformaciones comienzan por pequeños movimientos, aunque en este caso no tan pequeño, al menos desde un punto de vista simbólico.Decía un gran profesional con quien tuve la suerte de trabajar al inicio de mi carrera, que la política de los gestos en la antesala de política de los hechos. En este caso puede que se trate de algo más que de gestos y el tiempo, como gran equilibrador, mostrará cómo se concretan los hechos.

Se trata de denominaciones con campos semánticos próximos, casi podrían llegar a ser sinónimos, si bien encierran simbologías diferentes. Parece que se persigue una referencia más amplia, un territorio más abierto, que a largo plazo permita una mayor integración de todos los fenómenos o modelos de expresión basados en audio, al igual que sucede con el video como referencia genérica en el ámbito del negocio “visual”.

En mi opinión subyace de fondo una batalla por la integración de ofertas y contenidos, entre los operadores de la industria radiofónica y los nuevos servicios basados en el audio, sobre los que se muestran como espacios de referencia en el mercado que permitan una mayor potencialidad de negocio, al tiempo que se muestra una respuesta en cierto modo defensiva sobre el negocio actual.
Resulta obligado por tanto preguntarse en primer lugar a qué denominamos Audio y a que llamamos Radio. Para no extenderme mucho con esto diré, en referencia siempre al mundo digital, en el término Audio se pretende integrar a todo tipo de contenido basado en el Audio.

IMG_6787.JPG

El término Radio, como sabemos posee un ámbito de significación amplio, pues al tiempo que hacer referencia al hecho de emisión, sirve para denominar el dispositivo o equipo de recepción, y fundamentalmente nos remite al fenómeno de la comunicación que llamamos “La Radio”.
A continuación dos definiciones:
Radio: Refiero a la descripción de Isaac Moreno que me parece muy completa y apropiada al caso. “La Radio es (radiodifusión) según la UIT el servicio de radiocomunicaciones cuyas emisiones van dirigidas al público en general o a una parte del mismo. Reúne los atributos de onmipresencia, movilidad, gratuidad, e interactividad. El Medio más confiable según Eurobarometro Otoño 2014”.
Audio: Según la RAE. Técnica relacionada con la reproducción, grabación y transmisión del sonido. Parte de la señal de televisión que corresponde al sonido.

En mi anterior artículo en este blog hice un defensa encendida de la Radio, donde describí lo que para mí son algunas de las principales singularidades sobre las que se apoya este Medio, modelo de integración de experiencias que llamamos Radio.
Como recientemente recordaba en un artículo el colega Mark Ramsey, el término Audio es una característica, entre otras, que tiene la Radio. Por el momento no parece que podamos considerar el Audio como una industria, como sí sucede con la Industria de la Radio, obviamente con más de 90 años de historia, como actividad de negocio e industrial.
Si el Audio como característica será capaz de integrar a la Radio, o la Radio como Industria de contenidos, como hecho comunicacional, se convertirá en la referencia con todos los procesos de Audio bajo su paraguas, es algo que el tiempo y el mercado decidirán. Si bien los impulsos y esfuerzos en un sentido o en otro de los diferentes operadores en esta actividad resultan de gran influencia. ¿Y qué hacemos con el podcast? ¿Es Radio? ¿todos los podcast se pueden considerar Radio? ¿Es Audio? ¿resulta más o menos atractivo por ello?.

Por el momento puedo compartir nuestra experiencia, en una reciente investigación realizada por Know Media acerca de la capacidad asociativa de uno y otro término. En el caso del Audio tan solo un 8% de las respuestas hacían referencia a la radio, mientras que la mayor parte de atribuciones tenían que ver con elementos como: Canciones, watsapp, hablar, teléfono, Spotify, youtube (aunque parezca sorprendente), reproducir, podcast…
En cambio en el caso de la Radio estas respuestas se dirigían hacia la música, emisoras, información, locutor, debate, coche, desayuno, opiniones, viajes, los momentos, las experiencias.
Según hemos visto al hablar de Audio no hay relación directa y espontánea con la Radio, es necesario explicar el concepto para acercar la atribución al fenómeno de forma correcta.
En el caso del Audio aparecen referencias utilitaristas, y en el de la Radio experienciales. La Radio como concepto asentado, parece mostrar por el momento un mayor poder de representación, combinando el campo racional con el emocional, integrando los componentes estructurales de la oferta.

Desde luego es pronto para valorar la potencialidad e idoneidad de una u otra expresión al asunto que nos ocupa. Por el momento esta nueva Comisión de IAB ha presentado los resultados del Primer Estudio sobre medición de consumo de Audio Online en España que también incluye datos sobre la escucha de Radio a través de internet, junto a otros modelos de consumo para contenidos de Audio. Al realizar este estudio ha sido necesario explicar a los entrevistados la pregunta genérica sobre a qué se ha denominado Audio. Esto no resulta necesario en el caso de mediciones electrónicas.

IMG_4232
Por parte de las nuevas operaciones Online de Audio, plataformas de streaming, de contenido especialmente musical, como es el caso de Spotify, Pandora, etc. existe interés por englobar su actividad en el ámbito de la Radio. Por ejemplo recientemente encontré como Pandora define su actividad como “La compañía que produce por internet emisoras de Radio customizadas”. Por su parte Spotify en un reciente estudio, presentó resultados de audiencia en todos los mercados europeos comparando los datos que para Spotify arrojaba este estudio con las emisoras de Radio musical existentes en cada mercado. Las plataformas de música por streaming están orientado su estrategia de negocio para acceder y competir por la inversión publicitaria en el mercado de la radio musical. Por su parte las emisoras de radio ofrecen la natural resistencia a estos nuevos competidores, se niegan a reconocer a Spotify, Pandora, Dezeer y otras plataformas como Radio, si bien entre sus ofertas incluyen a la Radio.

Otra cosa es la explotación que desde el punto de vista de la publicidad o la comunicación se puede hacer de unos y otros servicios, adecuando los mensajes en cada caso. Parece que las plataformas digitales se pueden equivocar en pensar que integrando cuñas o mensajes a la forma tradicional en su actual oferta de programación, pueden ofrecer una alternativa interesante a los anunciantes y a los oyentes.

Por su parte la Radio perdería la oportunidad si no es capaz de aprovechar sus factores diferenciales en relación a estos nuevos competidores y explotar toda la potencia, la capacidad diferencial que como generador de contenidos y experiencias tiene este medio.
Entender el contexto de comunicación es trascendental para unos y para otros. Conocer a los usuarios, oyentes, consumidores es imprescindible. Para esto no se trata solo de trabajar con la multiplicidad de datos y características que el mundo digital ofrece, a veces cuanta más información dispones más correlaciones espúreas vas a encontrar, el reto es conocer, descubrir que hay detrás. La mayor parte de las decisiones que tomamos, comportamientos que adoptamos, están originados en motivos no conscientes. La analítica es una herramienta excepcional, en según qué ámbitos y procesos predictivos, por lo que conviene ser cuidadoso con el Big data o la explotación masiva de datos en la radio o el audio.

¿Son las plataformas de contenido como Spotify o Pandora Radio? ¿Podemos considerar que hacen Radio? Cuando preguntamos a los usuarios por el momento ellos no lo ven así, en sus referencias a la Radio no incluyen estos servicios, que consideran en otro territorio de ofertas, en muchos casos más atractivo que la propia Radio.
Lo que sí parece claro es que compiten con la Radio, especialmente en lo que refiere al tiempo de consumo del usuario. Si bien por el tiempo y atención del ciudadano hoy compiten hasta los supermercados y es la gran batalla ahí fuera.

IMG_6788

Como decía al comienzo, esto que en principio puede parecer un simple cambio denominativo puede marcar a largo plazo el devenir de esta actividad y también de la industria de la radio. Para la Radio, el nombre que se adopte, el nombre de las cosas, tendrá una importancia creciente con el internet de las cosas, pues los contenidos serán muy relevantes en las opciones que presente este nuevo Internet de los electrodomésticos, en un contexto en el que será circunstancial por donde se reciben estos contenidos.

“El nombre de las cosas” sean objetos, marcas o ilusiones, crea la forma en que percibimos, ayuda a definir los campos asociativos, de connotación y a la postre de vínculo que establecemos con las mismas. Por tanto no parece este un asunto menor.
Afectará entre otros ámbitos a la forma en que el usuario defina su experiencia a través de los nuevos modelos de coches conectados, otro de los grandes retos a los que se enfrenta la radio en el futuro. Según diversos estudios la radio es el dispositivo opcional más valorado por los usuarios a la hora de decidir la compre del coche, entre un 60 y un 84% según el país, dejaría de comprar una determinada marca de coche por no disponer de equipo de radio. En la nueva realidad que presentan los coches conectados la radio pierde su actual posición de poder en este dispositivo.

¿Podría ser este el comienzo hacia el rápido final que Seth Godin, tras el cataclismo de la prensa, vaticinó para la radio hace 2 años.?
Si como parece por el momento Audio y Radio apelan a segmentos de negocio que se quieren diferenciar, será importante para las empresas responder a la siguiente pregunta: ¿Y tú, a qué negocio te dedicas?

Al final serán los usuarios los que determinen la relevancia, con qué se identifican en mayor media y por tanto decidan adoptar una u otra, o incluso una tercera que está por aparecer.

Esta semana Nielsen ha presentado el lanzamiento de su primer estudio sobre “Audio Online”, que pondrá en marcha en el próximo mes de Abril en los 48 principales mercados de USA para medir la audiencia online, a través de todos los dispositivos, App, Móvil, portátil, etc. de las emisoras de Radio AM/FM que operan en estos mercados. Este estudio está basado en su muestra de PPM y puede sentar las bases para la posterior medición de consumos de audio en diferido, y también de otros servicios y operaciones como Pandora, si bien por el momento la radio no lineal no aparece como una actividad que merezca ser medida para Nielsen.

Con ocasión de la edición Radiodays en París esta semana, los pasado 14 y 15 de Marzo, asistí a la presentación de un nuevo sistema de medición integral por parte de la empresa francesa Mediametrie que pretender recoger bajo el mismo medidor electrónico el consumo de Radio y de Televisión y al parecer también tiene previsto integrar otros consumos online. Por el momento han realizado los primeros ensayos piloto y está en proceso de completar su desarrollo con la aspiración de incorporar todos los consumos relevantes a través de señal inaudible y que por tanto requiere de la colaboración de los emisores o gestores de contenido.

El debate sobre si Audio o Radio, o a la inversa, por el momento no ha traspasado a los contenidos de Radiodays el gran evento de referencia de la industria de la radio Europea y casi mundial ya que congrega asistentes de 70 países, de forma natural en las ponencias se utiliza una u otra referencia, si bien al tratarse de un Congreso de Radio, el término dominante es la Radio y sobre su potencialidad, su condición como medio universal, su gran transformación e integración tecnológica y su nueva realidad multiplaforma, hemos debatido intensamente.

La Radio, de forma sistemática, está dejando de ser como la hemos conocido, la Radio es cada vez más un nuevo medio. La radio está transformado su hecho anterior de “sintonizar” de estar “en sintonia”, por la nueva realidad de estar “conectados”. Es más Radio?, es más Audio…? En el caso de este evento hay consenso, independientemente del canal “La Radio es el Medio del Futuro”, Creating the Future ha sido la motivación de estas jornadas.

Como cierre y por la proximidad del evento quiero compartir una breve reseña en relación a estas jornadas. El Branded Content (natural a la radio casi desde sus inicios, no me canso de repetirlo) y el storytelling creo que han sido los contenidos más provocadores y que han destacado en estas sesiones. Las experiencias compartidas han demostrado ejemplos donde la creatividad, llevada a través de múltiples dispositivos y aplicaciones, ofrece un territorio afín a la radio, lleno de oportunidades.

Otra de las grandes noticias de esta edición de Radiodays ha sido la presentación oficial del primer terminal de móvil que incorpora un receptor de Radio Digital DAB+. Tras muchos años sin que los fabricantes de terminales o los operadores de Telefonía hayan querido prestar atención a esta realidad, LG ha sido la primera marca en adoptar esta tecnología en el terminal Stylus2. Junto a los cada vez más avanzados sistemas de Radio híbrida que optimizan la emisión y recepción a través de la señal de mejor calidad, en una interface que integra todos los sistemas, wifi, DAB, DMB, 4G desde aplicaciones de player adaptadas a todos los sistemas, con un menor consumo de datos y batería.

El debate conceptual sobre la terminología, qué es Audio, qué es Radio, se presenta interesante y creo que mostrará nuevos capítulos. Os invito a participar y enriquecer con vuestras opiniones.

Por cierto, El Nombre de las Cosas es el título de un libro muy recomendable escrito por Fernando Beltrán, un excelente profesional, nombrador como el mismo se define.
Como las olas, como los océanos, todo vuelve a comenzar, hoy comienza La Primavera, os dejo con esta canción de otros que vuelven.

 

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.
Facebook
Twitter
YouTube